Vivir en armonía es posible

¡Vivir en Armonía no es solamente posible, sino que es necesario!

Por Armonía se entiende el equilibrio, la compensación o la correspondencia adecuada entre las distintas partes del todo. En la práctica, la búsqueda de la Armonía se dibuja como la intención de tender puentes entre los seres humanos y las distintas circunstancias conflictivas que les envuelven. Es una habilidad desarrollada individual y/o colectivamente que, en última instancia, posibilitará una relación de paz, conformidad y entendimiento entre los seres humanos que conviven en un mundo marcado por tantos contrastes. En fin, la Armonía viene a ser el resultado y el ingrediente necesarios en todos los procesos exitosos.

Una sociedad en Armonía es aquella que ha sido capaz de gestionar sus conflictos, de minimizar sus problemas y consecuentemente, de propiciar un mayor bienestar social a un mayor número de personas. Asimismo, se considera que en este tipo de sociedad los individuos que la conforman se encuentran predispuestos a un estado emocional de felicidad. ¡Mirad el caso de Bután! ¡Reconocido en 2006 como el país más feliz de Asia! Un pueblo que en las últimas décadas viene apostando por el desarrollo sostenible, por la preservación de la cultura y del medio ambiente, así como por la existencia de un buen gobierno. Una nación que ha trazado estrategias de administración pioneras y que en la actualidad mide su nivel de desarrollo en función del grado de felicidad de sus habitantes y no del PIB, como lo hacen todos los demás países del mundo. Un estado enclavado en el extremo oriental del Himalaya, que pese a sus actuales carencias tanto en el área de la educación como de la salud, da muestras de que efectivamente, una vida en armonía es empíricamente posible.

Todo ello hace pensar que la armonía no deriva de la inexistencia de problemas, sino que proviene de una actitud proactiva hacia las dificultades que caracterizan la vida de un modo general. Al parecer, resulta ser un tipo de sinergia que surge cuando las personas deciden hacer lo que está a su alcance para solucionar o cambiar una situación dada. Un sorprendente fenómeno que amplifica los beneficios de las acciones emprendidas, proporcionando un resultado muy superior a lo inicialmente esperado. El desafío consiste en conciliar intereses, valores y necesidades diversas.

Así pues, es absolutamente fundamental que la Armonía -y perdón por la redundancia- impere en las relaciones y en el devenir social. Su predominio permitirá la existencia de realidades económicas y sociales más justas puesto que lo armónico guarda una relación directa con la Ecuanimidad y ésta con la Justicia.

Al promover la Armonía estamos apostando por el desarrollo sostenible en todos los ámbitos de la vida humana, y el simple entendimiento de este hecho posibilita a los seres humanos forjar un presente y un futuro mejor. No obstante, cabe señalar que para lograrlo, es necesario que las personas hayan recibido un mínimo de educación que les permita identificar dicha Armonía como un valor social deseable y necesario en las relaciones humanas. De ahí la importancia de los programas educativos y de la socialización primaria.

Sin duda, en cuanto a lo social, el punto de partida es ser capaz de discernir cuales son las diferencias que conllevan desigualdades y que consecuentemente merman las oportunidades de muchos, a decir verdad, de la mayoría. Únicamente tras este primer paso, los individuos estaremos capacitados para emprender – directa o indirectamente - estrategias que persigan combatir los desequilibrios e injusticas instauradas. Pero hay que tener presente que la consciencia de un problema por parte del individuo no garantiza su actuación a favor del cambio. La buena noticia es que a medida que los paradigmas mentales evolucionan, la sociedad también evoluciona en el mismo sentido.

En definitiva, en un mundo global, dual y estratificado, infinitas son las posibilidades de actuación e innumerables son los proyectos en los cuales poder participar en pro de un mundo mejor y de una vida en armonía. Cabe a cada uno decidir que quiere y puede hacer a este respeto.

¿Qué puedes hacer tú por la Fundación Vida en Armonía?

Puedes colaborar y participar en el cambio de múltiples formas para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. Desde la Fundación ponemos en marcha diferentes iniciativas solidarias con las que puedes cooperar.

LEER MÁS

Comunicaciones y Sala de prensa

Recursos informativos sobre la Fundación Vida en Armonía para facilitar el trabajo a los periodistas interesados en todos los ámbitos de actuación de la Fundación.

LEER MÁS